“Ha sucedido un cambio en los últimos tiempos y ha sido que la gente tiene cosas caras en su casa, un celular puede costar hasta 1.000 dólares y eso hace aumentar el coste del robo”, comentó Leopoldo Amondarain, de MAPFRE. En general, es “muy difícil” que un robo supere los 3.000-3.500 dólares, añade.

El seguro por hurto de casas cuesta entre 100 y 150 dólares anuales –para apartamentos suelen costar un poco menos–, aunque puede aumentar dependiendo la zona en que se encuentre el inmueble. Al ser barato, comparado a otros seguros, la póliza para casas representa un pequeño porcentaje en la cartera de las empresas, como señala Clemar Manzo, gerente comercial de SANCOR SEGUROS, quien confirmó que este tipo de seguros supone el 3% en la compañía, sobre una cartera total de 36 millones. Los que lideran el volumen de negocio son los seguros para automóviles, seguido por los de riesgos agropecuarios y los personales, como los seguros de vida. Manzo calculó en 2.500 dólares el coste promedio de los robos en hogares, donde las laptops y los televisores son los artículos favoritos de los ladrones.

Las fuentes de AIG comentaron que los seguros de casas vienen “con primas muy bajas”, son mucho más baratas que la de automóviles, y por lo tanto no figuran con un porcentaje importante en el negocio de la empresa. Si bien los seguros por hurto de casas aumentaron en los últimos años, fruto del incremento de la inseguridad tanto en Montevideo como en el interior del país, las pólizas de este tipo no suelen ser ofrecidas por el corredor de seguros porque se ganan una comisión de escaso valor, apunta el diario.