Durante los últimos 18 meses, la base de capital de las aseguradoras multilínea globales continuó mejorando. “Los ‘rating’ que asignamos a estas entidades son todavía más sólidos que la media de todas las compañías de seguros que calificamos, y solo tres perspectivas son negativas en comparación con cuatro al final del pasado año”, apunta S&P, que matiza que la perspectiva negativa refleja las cuestiones relacionadas con deuda soberana y no incertidumbres por sus operaciones de seguros.

Aunque los bajos tipos de interés presionan la rentabilidad de las aseguradoras multilínea globales, particularmente en Vida, S&P apunta las previsiones de varios economistas que anticipan un ligera aumento de las tasas a largo plazo entre 2013 y 2015 en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Japón, “lo que podría aliviar la presión sobre las ganancias”. Por otro lado, añade la agencia, “vemos tendencias mixtas en el crecimiento de los activos bajo gestión y los márgenes de nuevos negocios, en función de la región y línea de productos”.

En cuanto a los seguros No Vida, “vemos aumentos de tarifas en líneas determinadas de productos en varias regiones. En general, las aseguradoras multilínea globales tienden a estar a la cabeza en este segmento, gracias a posiciones de liderazgo en varios mercados importantes, pero no podemos descartar contratiempos”, se concluye en el informe.