Según Antonio Rodríguez Aporta, socio fundador de NCA, presidente ejecutivo y responsable de la Dirección Creativa de la agencia, “con la crisis económica como acelerador, las redes sociales son una revolución en la relación del consumidor con las marcas. Si la publicidad convencional no ha muerto, está a la baja y actualmente vivimos en la era del predominio de las marcas; todo lo que necesite perdurar con fuerza, necesita una marca y las que no logren ser queridas, desaparecerán”. Las marcas, afirma, ya no son unidireccionales, porque la comunicación es multidireccional; “vivimos una auténtica exaltación del ‘boca a boca’ por lo que la misión de las marcas es escuchar a los usuarios”. En la presentación del informe también participaron Manuel Alonso y Carlos Saldaña, directores de Marketing del IE Business School. "Los mercados se han convertido en conversaciones. Las marcas deben valorar las redes sociales que les sean más adecuadas y ser prudentes por dónde desperdigamos nuestros mensajes", declaró Alonso.

INVERSIÓN Y PRESENCIA VS. REPUTACIÓN

El informe confirma el esfuerzo inversor que el sector asegurador viene realizando para hacer frente a los comentarios negativos lanzados por los propios usuarios en la red, ya que ésta supone actualmente un potente canal para publicitarse. En este sentido, Rafael Bonnelly, director de Estrategia Digital y Marketing de NCA, comentó que “si un usuario es un medio y una recomendación es nuestra meta, cada reconocimiento de un usuario es un medio ganado”. Asimismo, el estudio constata en su análisis sectorial a los Seguros como uno de los sectores líderes, al ocupar el segundo puesto del ranking con un índice SoMes de 5,43 puntos (sobre un máximo de 10), por detrás del sector de las grandes superficies (5,52) y por delante de electrónica (4,97). Las inversiones del sector asegurador en los buscadores se reflejan en el Índice de Impacto, donde MAPFRE no es sólo la líder del sector Seguros, sino también la marca número uno en el Índice SoMeS, gracias a las acciones que realiza en todos los frentes, encabezando el ranking de reputación 'on line'.

Pese a este esfuerzo inversor, el informe revela que algunas aseguradoras de referencia, como MUTUA MADRILEÑA, PELAYO, MAPFRE o DIRECT SEGUROS, despiertan poca empatía entre los internautas, habituados a compartir de manera ‘on line’ con otros asegurados sus experiencias, "generalmente, poco satisfactorias", según el informe. En este sentido, y según los parámetros analizados, Internet recoge principalmente comentarios vertidos sobre problemas ocasionados por discrepancias en las coberturas de los seguros, falta de asistencia, reclamaciones sobre el servicio prestado, incremento de cuotas e, incluso, opiniones discordantes sobre las últimas campañas publicitarias y patrocinios lanzados por las marcas.

REDES SOCIALES

Ante el hecho de que el sector sea uno de los menos valorados por los usuarios de la red, las aseguradoras han incorporado a sus estrategias empresariales el uso de las redes sociales desde hace ya algún tiempo, creando sus propios canales, independientemente de opiniones negativas de los ususarios. En este sentido, la presencia de las entidades es tal que, según se apunta en el informe, ocupan el quinto lugar entre los sectores más activos y con mayor presencia en los Social Media, por detrás de aerolíneas, electrónica o moda.

No obstante, se llama la atención sobre el hecho de que el sector no está bien posicionado en reputación. "Invertir mucho en buscadores, no asegura una buena reputación, pero tampoco hay que dejar de invertir", asegura Bonnelly, tras detallar que, en la clasificación general de todas las empresas analizadas, MAPFRE ocupa la primera posición con una calificación de sobresaliente (8,75 puntos), por delante de Mercadona (8,60) y H&M (7,29). En este ranking, PELAYO obtiene una nota de 5,67 puntos; MUTUA MADRILEÑA recibe un 4,15 y DIRECT SEGUROS, un 3,16. "Las redes sociales actúan como un gran difusor de las marcas en términos de notoriedad -comenta Bonelly- y tener la mejor campaña publicitaria en el mercado ya no es una garantía de imagen si en las redes sociales existe una corriente negativa sobre ellos".