Desde el sector se destaca que aún es pronto para confirmar una cifra global ya que se encuentran a la espera de que los peritos de las aseguradoras determinen los daños en la zona del siniestro, donde los esfuerzos continúan enfocados en el rescate de las personas que permanecen desaparecidas. Según el Estado municipal, el área afectada abarca a unos 150 negocios y 400 departamentos aproximadamente, entre los cuales existen una diversidad de situaciones: desde destrucción total a la rotura solo de vidrios. A ello hay que sumar, además, los vehículos siniestrados.

LA CIFRA PUEDE AUMENTAR

Fernando Zugarramurdi, gerente de la sucursal Rosario de SAN CRISTÓBAL, confirmó que la compañía trabaja en diversos planos, siendo el principal objetivo “brindar una respuesta lo más rápido posible, pero la velocidad depende también de factores relacionados con la posibilidad acceder a los peritajes y de diálogo con los afectados”. Según informa el diario ‘La Capital’, las miradas en el sector asegurador se posaron en la cooperativa santafesina debido a que el edificio colapsado está asegurado allí con un contrato por incendio, “además de unos 60 a 80 clientes afectados en el primer anillo (100 metros a la redonda, incluidos bares y comercios), cifra que se eleva hasta los 200 cuando se suma otro radio de dos cuadras”, señaló Zugarramurdi.

Desde las compañías explicaron que en Rosario un edificio de diez pisos con 10 años de antigüedad contrata, de promedio, pólizas por unos 4 millones de pesos (709.398 dólares). En el caso del edificio siniestrado sería mayor ya que se trata de tres torres (62 departamentos), de las cuales, una ha sido autorizada por un juez para su demolición.

La jefa de siniestros de SANCOR SEGUROS, María Eugenia Bussano, estimó que en base a las primeras revelaciones, se deberían afrontar desembolsos por unos 3 millones de pesos, en un radio de cinco cuadras, entre departamentos y comercios. “La cifra puede crecer”, admitió, ya que, como señalan otras fuentes del mercado, otro aspecto a añadir son los posibles casos de responsabilidad civil.

Los directivos de aseguradoras consultados por ‘La Capital’ explicaron que las personas afectadas todavía no han iniciado los trámites de reclamaciones burocráticas formales ante las aseguradoras. Los ejecutivos coincidieron en señalar que queda sumar los vehículos siniestrados que cuentan con seguro total o que su destrucción haya sido total. También la valuación del contenido en las propiedades de aquellos clientes que tienen asegurado electrodomésticos, muebles, etcétera.

Por su parte, el CEO de Zurich Argentina, Alcides Ricardes, indicó a ‘La Capital’ la baja penetración que tienen los seguros relacionados con el hogar en Latinoamérica, donde “en la actualidad, sólo el 40% de los hogares argentinos está asegurado”, detalló. Otro aspecto, concretó, es la desactualización que existe en las pólizas contratadas. “Esto se debe a que las personas y los consorcios ajustan sus presupuestos y gastos limitando los montos máximo a asegurar”.