Este aumento de la rentabilidad vino acompañado, además, por un incremento en el beneficio del conjunto de entidades y un excedente del margen de solvencia de 21.290 millones, una cifra un 15% superior a la del año anterior.

Las estadísticas de la asociación muestran, sin embargo, que el ratio combinado empeoró en 8,9 puntos, pasando de un 84,1% en 2011 a un 98,8% al cierre del pasado ejercicio.