La siniestralidad total del sector asegurador costarricense presentó una mejoría el pasado año, pasando del 60,7% en 2015 al 54,7% de las primas brutas en 2016, según datos de la Superintendencia General de Seguros (Sugese). Esa mejoría se dio en 8  de  las 13 empresas analizadas por el supervisor.

El área técnica obtuvo un beneficio de 89,15 millones, cuando el año anterior tuvo pérdidas de 7,98 millones. Mientras, el área financiera obtuvo una ganancia de 106,92 millones, lo que implica una disminución del 301%.

El resultado de aseguramiento para la Institución del Estado (INS) pasó de un balance negativo a diciembre de 2015 a favorable un año después, gracias al incremento en las primas retenidas y la disminución en los siniestros y gastos operacionales netos.

Por su parte, las entidades privadas mejoraron el resultado técnico, puesto que este se incrementó un 201%, en lo cual incidió el incremento en las primas retenidas del 34.4% y disminución del importe de variación de reservas de retención en un 19,2%.

Noticias relacionadas

El mercado costarricense recupera el crecimiento en 2016