Mientras que las pérdidas por catástrofes el pasado año fueron menos extremas que en 2011, el huracán Sandy causó únicamente para el mercado de LLOYD'S unas reclamaciones netas antes de impuestos de alrededor de 1.350 millones de libras (1.581 millones de euros), recuerda A.M. Best. Los resultados de las aseguradoras y reaseguradoras también se vieron afectados por las pérdidas relativas a cultivos por la sequía en el medio oeste de Estados Unidos y el hundimiento del crucero Costa Concordia, entre otros siniestros.

En el mercado de Londres, la mayoría de las pérdidas ocasionadas por Sandy recayeron en las reaseguradoras, aunque las cuentas en Marítimo y Daños a los Bienes también se vieron afectadas, según la agencia, siendo “las pérdidas para estos negocios difíciles de estimar”.

La abundante capacidad de reaseguro se vio mitigada en las renovaciones de 1 de enero por el impacto de las pérdidas de Sandy. Los aumentos en las tarifas se limitaron en su mayoría a los contratos afectados por las pérdidas por catástrofes, señala la agencia de calificación.

En 2013 se está produciendo un continuo repunte en los precios para líneas comerciales en Estados Unidos, pero esos incrementos en las tarifas probablemente serán moderados debido a los efectos del estancamiento del crecimiento económico en la demanda de cobertura.