Sin embargo, desde el sector se considera que “hay aspectos que deben mejorarse”. Por ejemplo, se indica que “es necesario integrar el impacto del cambio climático en todas las fuentes de inundaciones dentro de la modelización del riesgo y de las amenazas”. Además, se añade, el uso del suelo y la planificación espacial por parte de los Estados miembros “deberían integrarse mejor en los marcos de gestión del riesgo de inundación como medidas preventivas eficaces”.

Insurance Europe añade que, dado que la mayoría de las pérdidas por inundaciones son provocadas por lluvias torrenciales, las inundaciones pluviales y fluviales deben modelarse y considerarse dentro del marco general de gestión del riesgo de inundación.

“Los seguros también pueden desempeñar un papel positivo en el contexto de las inundaciones, al reforzar las medidas preventivas y mejorar la recuperación económica después de los desastres. Además, los Estados miembros pueden hacer mucho para animar a la gente a adquirir a cobertura aseguradora adecuada contra las inundaciones y los riesgos naturales”, se indica en el comunicado de la organización sectorial.

Acceso a la respuesta de Insurance Europe a la consulta de la Comisión Europea.