Las compañías han tenido que hacer frente a 3.000 reclamaciones de indemnizaciones, que alcanzan un total de unos 200 millones de libras (252,5 millones de euros). Según los datos de la propia asociación, las aseguradoras ya han satisfecho más del 98% de las indemnizaciones en seguros de Hogar. En el caso de las grandes empresas, este porcentaje alcanza el 99%, seis puntos más que en las indemnizaciones a pymes.

La Ley de Daños por Disturbios de 1886 permite que todo aquel perjudicado por los disturbios pueda recuperar esas pérdidas a través de la policía o, lo que es lo mismo, a través de las arcas públicas. Y este es el camino que están siguiendo las aseguradoras, en aquellos casos en los que las pólizas contemplan la exclusión por motines o disturbios.

CAMBIOS LEGALES

La ABI ha solicitado diferentes cambios en The Riots Damages Act. En concreto, pide que la definición legal de motín sea más clara y adaptada a los nuevos tiempos porque, en la actualidad, queda al albur de la autoridad policial de turno, por lo que dependiendo de la localización de los disturbios, las reclamaciones han sido aceptadas o denegadas por la policía. Por último, pide que el proceso de reclamaciones tiene que ser “ágil y estandarizado”, ampliando de 14 a 90 días el periodo de reclamación.