Esta situación ha sido puesta de manifiesto por El Financiero, que recuerda además unas declaraciones de Martha Delgado, cuando era secretaria de Medio Ambiente del DF: “No hay una oferta de seguros para ciclistas en la Ciudad de México. Nos hemos topado con que el tema de los seguros y el aseguramiento es complejo, porque todas las empresas se basan en estadísticas sobre datos de incidencias, de accidentes y hay muy poca información, tanto en las aseguradoras como en la propia ciudad respecto a eso”.

La cuestión se ha complicado aún más al conocerse datos de la Procuraduría General de Justicia del DF, que apuntan que entre 2008 y 2011 el robo de bicicletas aumentó en casi un 2.000%, al pasar de 25 robos a 506. Y la situación, indica la publicación, podría ser todavía peor pues la denuncia de los ciclistas en las redes sociales parecen reflejar que es un problema mucho más frecuente: por ejemplo, hay usuarios que afirman haber sido víctimas de robo hasta en siete ocasiones en sólo dos años y en ninguno de los casos presentaron denuncia alguna. Y lo mismo ocurre en el caso de los accidentes.

Ante esta situación de falta de información, las aseguradoras reconocen no conocer la verdadera necesidad de los ciclistas y, por tanto, no encuentran motivos para lanzar seguros. Como explica Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), “por un lado, no hay la conciencia del aseguramiento y también las aseguradoras no estamos promoviendo ese seguro. Es muy importante asegurar una bicicleta por robo, pero también por accidente, un punto que a veces se omite”. Opinión que refrendan diversos ejecutivos de aseguradoras consultadas, entre los que existe coincidencia en que aún no existe la demanda suficiente para presentar una oferta aseguradora.