“Nosotros hemos llegado a plantear algún tipo de subsidio para comprar este seguro, creemos que una forma más eficaz de usar los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) es dar un apoyo para la prima de un micro seguro en lugar que andar erogando el dinero cuando ya se presentó un siniestro”, explicó Arias.

Además, dentro de la agenda del sector para este año, se encuentra trabajar con las autoridades para que los estados adquieran seguros de daños que les permitan acceder a recursos del Fonden. “Pensamos que deberíamos trabajar más con el gobierno para buscar cómo cubrir los riesgos catastróficos, cómo coadyuvar con las autoridades para atender esas necesidades de la población”, destacó el representante del sector asegurador en información de ‘El Economista’.

En el 2013 las compañías de seguros pagaron cerca de 1.400 millones de dólares tan sólo por los siniestros que provocaron los fenómenos naturales Ingrid y Manuel. “Hemos hablado con Hacienda para implementar un microseguro de riesgos catastróficos; que cada familia lo adquiera ayudaría mucho a que los recursos del Fonden se utilizaran de mejor manera’’, aseveró Recaredo Arias.

Entre otras cuestiones que se encuentran en la agenda del sector asegurador para este 2014 se encuentra la implementación del seguro de protección a víctimas de accidentes viales, el cual se espera que se ponga en marcha para el segundo semestre del año.