En un informe publicado el martes desde su sede en Londres, Fitch señalaba que los nueve grupos designados como aseguradoras globales de importancia sistémica por el Consejo de Estabilidad Financiera de Basilea, pueden ver una mejoría modesta en sus calificaciones de crédito como consecuencia de las normas de gestión de capital impuesta sobre ellos.

"Estas calificaciones de las empresas, que ya son compatibles con unos niveles de capital fuertes, son más propensas a estar limitadas por la capacidad de generar beneficios y la posición de mercado que por la adecuación de capital", dijo Fitch en un comunicado. "Sin embargo, algunas compañías de seguros tienen un alto apalancamiento de la deuda, que podría reducirse por algo de capital adicional que pueden tener que mantener".

Igualmente, Rob Jones, analista crediticio de S&P en Nueva York, dijo que las designaciones podrían tener repercusiones positivas o negativas para la solvencia de las nueve aseguradoras (ALLIANZ, AIG, AVIVA, AXA, GENERALI, METLIFE, PING AN INSURANCE, PRUDENTIAL FINANCIAL y PRUDENTIAL PLC).

"Vemos los requisitos de Solvencia II para mantener más capital y mejorar la calidad de sus instrumentos de capital como positivo para las calificaciones, todos en igualdad de condiciones", dijo Jones en un comunicado divulgado el martes. "Sin embargo, al mismo tiempo, creemos que estos cambios podrían conducir a un mayor coste de capital, que generalmente vemos como calificaciones negativas".