Además, precisó que las AFP tienen restricciones para realizar inversiones y el mercado local no tiene tantas alternativas de inversión para este sector. En este sentido, insistió en que la rentabilidad a largo plazo de los fondos previsionales es más importante que el costo del servicio que se cobra al afiliado, y que es un tema que se debe reforzar, según se hace eco la agencia ‘Andina’.

Además, el ejecutivo explicó que en la medida que la rentabilidad de las AFP se incremente, el costo del servicio se reducirá en relación al total de la ganancia y al total del sueldo. “No es que diga que no bajen las comisiones, estamos haciendo todo lo posible para que bajen los costos artificiales y la grasa que pudiera haber se elimine. Hemos hecho un esfuerzo sobrehumano para identificar todas estas cosas porque se lo debemos al afiliado”, anotó Luis Valdivieso.

Asimismo, dijo que la licitación de los fondos de los nuevos afiliados no garantiza la reducción de costos de las comisiones, además recorta el derecho de la libre elección del afiliado. Consideró positivo que el proyecto de ley presentado por el Poder Ejecutivo al Congreso de la República para modernizar el Sistema Privado de Pensiones (SPP) incluya la propuesta de que la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) elabore un índice que combine rentabilidad, costos y calidad de servicios de las AFP.

“Eso es lo más importante porque lo más barato no necesariamente es lo mejor. Yo quiero ir a la mejor AFP, a la que ofrece rentabilidad, menor costo y mejor servicio, quiero las tres cosas y la subasta no me garantiza eso”, opinó. Valdivieso subrayó que el indicador que establecerá la SBS permitirá diferenciar porque actualmente el sector no compite en rentabilidad. “La diferencia (en la rentabilidad) no es mucha, pero es diferente con la fuerza de ventas y eso se llama calidad de servicios”, comentó.

LA SBS PROPONE MAYORES EXIGENCIAS A LOS DIRECTORIOS DE LAS AFP

Por otro lado, Daniel Schydlowsky , jefe de la SBS, informó que la responsabilidad sobre los fondos será “obligación fiduciaria” y se tendrá que elegir a un director independiente una vez se apruebe el proyecto de ley sobre la reforma del Sistema Privado de Pensiones.

Los directorios de las Administradoras de Fondo de Pensiones (AFP) tendrán una responsabilidad “fiduciaria” respecto a los fondos de jubilación y un director independiente que represente a los afiliados, anunció la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

“Le hemos dado una obligación fiduciaria con respecto a los fondos que ellos realizan. Esa palabra fiduciario tiene un impacto muy importante: (los directores) tiene que estar al nivel de un experto, no de una persona de a pie. Entonces, la calidad de la gestión que se le exige es mayor y, como resultado, tiene mayor responsabilidad”, explicó Daniel Schydlowsky.