"Las administradoras experimentan la misma bajada de valor como resultado de la baja en el valor de los fondos: hay una alineación que no es 100% pero hay una alineación en los resultados de las empresas y los fondos", recalcó Arthur. Por su parte, en cuanto a niveles específicos, "la rentabilidad, o sea las ganancias del Fondo A, supera cualquier otro instrumento financiero donde pudieron haber estado invertidos los fondos de los trabajadores", explicó. Agregó que en el pasado año hubo 11.000 millones de dólares más que se agregaron a las cuentas de los trabajadores como resultado exclusivamente de la rentabilidad.

La recomendación que hace Arthur es que "los trabajadores vean cuál es su perfil de riesgo, especialmente cuál es su edad. Las personas jóvenes naturalmente deben estar en estos fondos que, a largo plazo, tienen una mucho mejor rentabilidad". Asimismo, Arthur también se refirió a las jubilaciones que no alcanzan los 250.000 pesos (19.782 dólares) y que tiene que completar el estado, "la situación de las jubilaciones depende de dos efectos: uno es la rentabilidad y de la regularidad con que un trabajador hizo sus cotizaciones".

En esta línea, explicó que las pensiones "en la parte que corresponde a la AFP, ha habido una buena rentabilidad, por lo tanto el resto va a depender del ahorro que han hecho los trabajadores y también de la regularidad".

COMPARTIR