Para el gerente, la implementación de la reforma del Sistema Privado de Pensiones (SPP) debió requerir mayor tiempo. Además señaló que dicho cambio no puede ser obligatorio porque las aseguradoras tendrían que vender los activos en moneda extranjera y compararlos en soles. “No se pueden desarmar todos esos portafolios que se han creado para respaldar la decisión que tuvo el pensionista en su momento”, agregó. Además advierte que si la devaluación del dólar se revierte, no reemplazaría nuevamente las monedas, y sostuvo que no se debería quitar al afiliado la alternativa de optar en moneda verde, como se ha planteado al Gobierno.

“Las pensiones las administran las compañías de seguros y estas siguieron las reglas que definió la SBS y los reguladores. Efectivamente la caída del tipo de cambio reduce el poder adquisitivo en soles de los que se presentaron en dólares, pero no se puede hacer el cambio porque para poder pagar esas pensiones las aseguradoras compraron activos en dólares que respaldan estas pensiones”, indicó al diario ‘Expreso’.

COMPARTIR