En abril pasado, las Afore alcanzaron su mayor cifra histórica de 2.074 millones de pesos (157.232 millones de dólares), no obstante, al cierre de agosto de este año, la cifra se ubicó en 1. 935 millones (146.734 millones), lo que implicó una disminución del 6,7% en dicho periodo.

Gerardo López Jiménez, catedrático de la Universidad Panamericana (UP) y especialista en el SAR, explicó que la única manera que tienen las Afores de percibir ingresos es través del cobro de comisiones por la administración del dinero para el retiro de las personas, de modo que “si cambiamos esa forma de retener recursos para ligarla con a los rendimientos que reportan las empresas, me parece que sería una forma importante de adecuar al sistema”, informa ‘El Economista’.

Para el próximo año las comisiones podrían ser diferentes ya que dentro de las modificaciones propuestas en la Ley del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), se plantea que las administradoras de pensiones retengan una cuota menor cuando otorguen rendimientos bajos a los trabajadores. Dichas comisiones únicamente podrán cobrarse aplicando una cuota calculada sobre el valor de los activos administrados y sobre el desempeño en la administración de los fondos. Además, las modificaciones plantean la necesidad de impulsar políticas que garanticen que las comisiones sigan con su tendencia a la baja y que se alineen de manera clara y precisa al desempeño de las Afores en materia de rendimientos y servicios.