Cerditos“Esta nueva base de datos de huellas dactilares y de voz facilitará la vida de los trabajadores en el futuro, disminuirá los costos en el sistema de pensiones, brindará seguridad en los trámites de pensiones”, además de que se eliminarán múltiples errores (como escribir mal un dato) que han ocurrido por el uso de papel y que conllevan a trámites largos y engorrosos, sostuvo en una noticia publicada por Notimex.

Al asegurar que esto “cambiará la dinámica del sistema las próximas décadas”, explicó que en un inicio el uso de biométricos sólo se aplicará para los trámites de registro en una Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore) y traspasos de cuentas individuales. En 2015, estos dos trámites sumaron alrededor de 2.8 millones de trámites.

En una conferencia de prensa dijo que un trámite en papel tiene un coste de entre 200 a 250 pesos, pero con el uso de biométricos se reducirá a entre 60 y 70 pesos, lo que implicaría un ahorro inicial de entre 400 y 500 millones de pesos este año, cifra que se espera aumente en el tiempo, precisó el directivo.

Ampliar los servicios

Para otoño se espera que el uso de biométricos se amplíe a otros servicios como recertificación, unificación de cuentas, corrección de datos, entre otros, como una forma de adelantarse al periodo en el que un mayor número de mexicanos hará trámites para su retiro.

Asimimo, precisó que las Afores tienen alrededor de siete mil millones de pesos gasto operativo, que en mediano o largo plazo esto tenderá a reducirse. “Entre más eficientes se haga el sistema de pensiones más espacio habrá para la reducción de comisiones. Esto es un proceso gradual. Estamos seguros que traerá beneficios para los trabajadores”.

El presidente del órgano añadió que Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) se encuentra actualmente en etapa de acumulación, sin embargo, comenzará el periodo de retiro y el uso de estas tecnologías lo que permitirá agilizar los procedimientos. Confió en que al año se incorporen alrededor de cuatro registros con biométricos, hasta llegar a abarcar el total de cuentas que hay en el sistema, que suman 54 millones.