Según el estudio ‘Contribuciones y Desafíos para el Sistema de Ahorro para el Retiro’, realizado por GEA y del que se hace eco el diario ‘El Economista’, para elevar la tasa de remplazo es necesario incrementar el monto de las aportaciones, la rentabilidad de éstas y la densidad de cotización. Otro elemento que aumentaría el porcentaje de retiro es el ahorro voluntario.

Por su parte, Óscar Franco López Portillo, presidente de la Amafore explicó que mejorar la calidad de las pensiones es uno de los desafíos más grandes que en este momento existen. Para Guillermo Zamarripa, director general de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef), se deben imponer ciertos costos a los trabajadores o a las empresas para mejorar la tasa de remplazo de las pensiones.

Zamarripa reveló que una de las restricciones de la reforma de pensiones es que no genera costos adicionales al sector privado, lo que da como resultado un bajo porcentaje para el retiro. Quince años después, el problema es que la tasa de reemplazo es baja, una de las soluciones es imponer costes, ya sea al trabajador o a los empleadores, para llegar a tener un esquema más sólido”, destacó el economista. Por último, se destacó que otros retos que las afores deben enfrentar son ampliar la cobertura, mejorar la portabilidad y simplificar la regulación.

COMPARTIR