Las 30 mayores aseguradoras europeas tendrán que someterse el próximo año a un 'test de estrés' para evaluar su fortaleza para encarar la crisis financiera, informa la agencia Reuters. El anuncio lo hizo ayer el presidente del Comité de Supervisores Europeos de Seguros y Pensiones (CEIOPS), Thomas Steffen, que precisó que este análisis se basará en los resultados de los grupos aseguradores correspondientes al ejercicio 2009.

“Tenemos que evaluar el peligro de contagio de la crisis”, dijo Steffen, que aunque matizó que el sector asegurador es más estable que otros del sector financiero, “a medida que la crisis financiera se prolongue, el impacto sobre las aseguradoras será cada vez mayor”.

Recordó que algunos grupos aseguradores europeos están ya sometidos a pruebas de estabilidad a nivel nacional. Ahora, la Unión Europea quiere extender este test para medir la amenaza de la crisis en el ámbito europeo.

COMPARTIR