Las empresas promotoras del servicio explican que la cobertura del producto incluye responsabilidad contra daños por la violación de seguridad y privacidad de datos, así como de defensas y sanciones al amparo de gastos de ajuste y multas a conciencia de la violación de la Ley de Protección de Datos Personales; y la responsabilidad derivada de contenido en páginas web, en la violación de uso de marca, logos y derechos de autor, además de estándar de seguridad de tarjetas que cubre pagos por gastos, costos, multas e impuestos como consecuencia de un siniestro ocurrido dentro del periodo de vigencia amparado; extorsión cibernética en caso de pérdidas por amenaza debido a la violación de sistemas.

También incluye daños propios relacionados con protección de datos, seguro en la alteración, corrupción, destrucción, borrado o daños a activos de datos; y amparo de las pérdidas originadas a consecuencia de la interrupción a los sistemas computacionales por falla en las medidas de seguridad.