En concreto, de enero a julio de 2012 las primas totales comercializadas se situaron en 268.525 millones de colones (520,2 millones de dólares), un 15% más, y en 233.012 millones en 2011 (451,4 millones), según los datos que publica la Superintendencia General de Seguros (Sugese). Hasta diciembre del año anterior, la venta anual de primas supuso un 2% del producto interno bruto (PIB) de Costa Rica.

Por tipo de seguro, las pólizas personales fueron las más afectadas, aunque estas representan el 25% del mercado. De enero a julio anterior, crecieron un 2% al venderse seguros por 68.611 millones (132,9 millones), frente a los 67.153 millones del año pasado (130 millones), según la información recogida por ‘La Nación’. La variación interanual, entre 2012 y 2011 fue del 47%.

Tomás Soley, jerarca de Sugese, explicó que en los seguros personales hubo un crecimiento alto los primeros años tras la apertura del mercado, en 2010, atribuido a la repatriación de pólizas contratadas en el extranjero. Los seguros obligatorios también frenaron su evolución al pasar de alzas del 12% en los siete primeros meses de 2012 al 3% en el mismo periodo de este año. La excepción fueron las pólizas generales que representan el 50% del mercado de los seguros en Costa Rica y que registraron un crecimiento del 7% entre enero y julio de este año, frente al 5% reportado en el mismo periodo del 2012, según Sugese.

Alfredo Ramírez, gerente general de PAN AMERICAN LIFE INSURANCE, mencionó que la incertidumbre económica hace que los gerentes atrasen sus decisiones de compra o renovación de un seguro. Por su parte, Sergio Ruiz, gerente general de ASSA, explica que la competencia por precios entre aseguradoras es otra de las razones que determinan el menor crecimiento en la venta de primas durante este año. “La competencia ha sido feroz, este año, durante el momento de la renovación de pólizas porque muchos competimos por los mismos clientes”, enfatizó Ruiz.