Desde las distintas asociaciones sectoriales se destaca “el firme crecimiento de todos los canales”.  La temporada turística ha impulsado las ventas de vehículos a las empresas alquiladoras, mientras que la fortaleza del consumo y una mayor actividad económica han impulsado los canales de empresas y particulares. Y todo ello pese a que desde el pasado mes de julio la compra ya no cuenta con el apoyo del Plan PIVE.

El canal de empresas ha aumentado sus ventas en agosto en un 15,8%, para un total de 19.772 unidades; en el conjunto de los primeros ocho meses, el volumen de matriculaciones es de 210.634 unidades, lo que representa un alza del 14,1%. El canal de particulares crece en lo que llevamos de año un 8,9%, con un total de 405.612 unidades; en agosto subió un 12,5%, hasta 41.774 matriculaciones. Por último, el canal de rent a car, en el período enero-agosto, está creciendo a un ritmo del 13,6%, con un volumen total de 178.483 unidades; el pasado mes, este canal acumuló unas matriculaciones de 2.543 unidades (+48,2%).