Los seguros son una herramienta adecuada para mitigar choques adversos que afecten la estabilidad económica de los hogares y empresas. En ese sentido, la promoción del acceso y uso de seguros inclusivos puede ayudar como mecanismo de consolidación de la tendencia de crecimiento de la clase media que se viene dando en los últimos años en el país. Por tal razón, contar con un esquema adecuado de promoción de los seguros contribuye a que cada vez más empresas y hogares accedan a este servicio financiero, lo cual genera un impacto positivo en la economía en general y en la población vulnerable en particular.

En este contexto, es relevante conocer las formas como los productos de seguros son ofrecidos actualmente, de forma tal que el proceso de expansión del sector se desarrolle bajo unas condiciones adecuadas para las personas que entran por primera vez al mercado.

En este sentido, la URF resalta 3 aspectos importantes, a saber:

  1. Todos los actores y canales dispuestos normativamente para la comercialización de seguros son relevantes, cada uno con su espacio de participación dentro del mercado asegurador,
  2. Esta segmentación de participaciones justifica diferencias en los requisitos de idoneidad, profesionalismo, asesoría e información para distintos actores y canales, correspondientes con el nivel de complejidad de los productos en los que cada uno de ellos participa,
  3. El sector identifica otra categoría de comercialización que no corresponde a los actores y canales que están establecidos por la normativa vigente. Aquí vale la pena establecer las condiciones bajo las cuales se ofrecen los seguros colectivos y contrastar la utilización de estos seguros como canales masivos con lo que la norma ha establecido como canales de comercialización masiva, particularmente el canal de corresponsales.

 

 

Principales conclusiones

 

  • El esquema de comercialización de seguros en Colombia (directa, con intermediación o través de canales de comercialización masiva) está en línea con los estándares y las prácticas internacionales.
  • Se debe actualizar la regulación sobre registro, autorización y supervisión de quienes comercializan seguros por parte de la SFC y que sea de manera permanente, y que la operación de agencias y agentes sea bajo la responsabilidad y autorización de las aseguradoras.
  • Los canales de comercialización masiva, corresponsalía y uso de red en Colombia, concuerdan en su mayoría con los estándares internacionales y en otros aspectos han sido pioneros en prácticas que han resultado exitosas para permitir acceso a segmentos poblacionales antes no cubiertos.
  • Se debe permitir a las aseguradoras el desarrollo del uso de red en doble vía, esto es, que las entidades financieras habilitadas para ser prestadoras de la red puedan a su vez ser usuarias de la red de las aseguradoras
  • Se busca complementar el esquema de ramos que pueden ser comercializados por uso de red y corresponsalía, de manera que atienda las diferencias de idoneidad y profesionalismo de estos dos canales.
  • Se debe actualizar la regulación sobre requisitos de idoneidad y profesionalismo de acuerdo con la complejidad de los productos. Se destacan los avances de la Circular 050 de 2015 en el tema.