Desde la Superintendencia de Seguros de la Nación se viene trabajando desde hace tiempo para combatir y prevenir este tipo de operaciones ilegales dentro del mercado. El paso más importante en este sentido lo dio el 26 de abril de 2011 con la creación de la Coordinación de Prevención y Control de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo cuando adoptó nuevas prácticas para el ejercicio de la supervisión en el mercado asegurador argentino, con el objetivo de fortalecer los mecanismos de prevención y control del lavado de dinero y del financiamiento del terrorismo. El área fue recientemente jerarquizada, a través de la creación de la Gerencia específica en la materia mediante el Decreto PEN 2627/2012. A dos años del dictado de aquella medida, Buenafuente dialogó con Ana Durañona y Vedia, Gerenta del área, para conocer los avances en este sentido.

Este departamento se ha incrementado desde su creación y actualmente trabajan en él 18 personas, con dos subgerencias, una de supervisión y una segunda de análisis. Además, al organismo se han incorporado 6 inspectores más.

MÁS FORMACIÓN A LOS PRODUCTORES DE SEGUROS

En la Superintendencia, según demuestran las palabras de la ejecutiva, existe duda sobre la formación de los productores de seguros en la materia del lavado de dinero: “desde la Gerencia notamos que en este sector aún hay mucha desinformación; en algunas oportunidades cuando inspeccionamos a un productor creen que yo los estoy investigando porque cometieron algún tipo de delito de lavado de dinero”. Aboga la ejecutiva por la continúa formación puesto que “es importante que las Asociaciones continúen concienciando e informando sobre estas obligaciones que pesan sobre sus asociados y cuyo incumplimiento puede acarrear sanciones”.