La primera norma emitida, la Norma de Carácter General N° 349, que reemplazará a la Norma de Carácter General N° 124, establece el contenido mínimo que deberán contener los nuevos textos de pólizas de seguros con que se comercialice a contar del 1 de diciembre de 2013, en atención a la imperatividad de las disposiciones que establece el nuevo contrato de seguro tratado en el Código de Comercio.

La imperatividad de las disposiciones, explican desde la SVS, es uno de los cambios más importantes que contiene la modificación legal, ya que en general las disposiciones contenidas en el Código no eran obligatorias, pudiendo ser modificadas en los contratos de seguros, lo que permite mejorar la protección al asegurado. Desde ahora, estas disposiciones regirán de igual forma, estando ellas o no en el contrato de seguro.

Para que los asegurados comprendan el producto a contratar, es que la norma exige entre otras cosas, que los textos de pólizas deben contener materias mínimas, también establece que los textos de pólizas deben ser depositados con una denominación que guarde relación directa a la naturaleza del riesgo a asegurar y, en ningún caso, bajo nombres de fantasía o marcas comerciales, debiendo utilizar términos de uso común y general, definiéndose los conceptos técnicos o conceptuales específicos necesarios para su adecuada comprensión por los asegurados. La norma contiene además el procedimiento para depositar dichos textos en la SVS.

La segunda norma emitida, la Circular N° 2114, imparte instrucciones sobre la devolución de la prima pagada no ganada por el asegurador y establece que cuando por término anticipado o extinción de un contrato de seguro proceda la devolución de la prima pagada no devengada, la compañía aseguradora deberá poner la suma a devolver a disposición del asegurado o contratante, según quien la hubiera soportado en su patrimonio, dentro del plazo de 10 días hábiles de haber tomado conocimiento del término del seguro. La prima a devolver se calculará en proporción al tiempo no transcurrido, sin efectuar ninguna deducción.

Por último, la tercera norma, la Circular N° 2115, imparte instrucciones sobre el envío a la SVS de la copia autorizada de cada una de las sentencias definitivas que se pronuncien sobre materias propias del Título VIII del Libro II y del Título VII del Libro III del Código de Comercio, recaídas en los procesos en que las compañías de seguros hayan sido parte. Esta información estará disponible en el sitio web de la Superintendencia una vez que comience a regir la norma.

Consulte aquí el documento íntegro publicado por la SVS y los links a las circulares.