Este nuevo sistema, establecido por la Ley 20.552 que moderniza y fomenta la competencia del sistema financiero, según explica el organismo, está dirigido principalmente a aquellos que desconocen qué seguros tienen y las personas naturales cuyos familiares han fallecido o tengan incapacidad judicialmente declarada.

El superintendente de Valores y Seguros, Fernando Coloma, afirmó en declaraciones que recoge ‘Terra’, que este nuevo mecanismo "permite que el sistema de seguros funcione en plenitud, que el servicio que se contrata efectivamente cumpla con su objetivo y para eso es clave que las personas tengan plena conciencia de la existencias de seguros y en el caso de haberlo ocuparlo, esto perfecciona el mercado".

"Quizás puede haber alguien que tiene duplicidad de seguros y te das cuenta que no tiene ningún sentido que tengas dos seguros para lo mismo y, por otro lado, puede haber ausencia de seguros. Esto es una contribución para la calidad de las decisiones que toman las personas y además para saber que en determinadas circunstancias hay o no un seguro que le cubra", explicó.

La persona que consulte la página web podrá ingresar su solicitud. Este nuevo mecanismo permitirá, en base a la información proporcionada por las compañías aseguradoras, obtener antecedentes sobre: nombre de la compañía aseguradora, plazo de vigencia del seguro, código de depósito de la póliza en la SVS, característica de la póliza (número, tipo de seguro o ramo, cláusulas adicionales si es que existen, en caso de ser póliza colectiva también la fecha de inicio y término del contrato colectivo), y nombre del corredor de seguros o asesor previsional.

Entre otras características del sistema, Coloma precisó que "la SVS recibe la petición y hay un máximo de 30 días para que llegue la respuesta a la persona que hace la consulta y la SVS durante este periodo hace traslado a las compañías de seguro, que han tenido que diseñar un sistema especial, porque aquí se supone que hay una demanda importante de consultas y desde esa perspectiva tiene que diseñar los software y todos los mecanismos computacionales que permitan responder en tiempo y oportunidad".

El nuevo sistema contempla cuatro modalidades de consultas de seguros, dependiendo de quién las efectúe: Consulta de un asegurado vivo, consulta de cónyuge (hijos o padres de un asegurado fallecido o con incapacidad judicialmente declarada), consulta de beneficiarios de un asegurado fallecido o con incapacidad judicialmente declarada y consulta de legítimos interesados.

En relación al número de consultas que esperan recibir en este nuevo periodo, el titular de la SVS anticipó que "este tema va a tener un cambio exponencial a lo que hoy día estamos recibiendo en términos de consulta, que son cerca de ocho a diez diarias, por la facilidad que establece el sistema, por la posibilidad de hacerlo vía web, por la difusión que se le está dando, creemos que vamos a tener un aumento muy importante y significativo en las consultas".