La norma recoge que “se exceptúan de la contratación de este seguro a aquellos vehículos a los que se les apliquen convenios o acuerdos internacionales que contengan normas sobre seguros. Este seguro otorga cobertura en caso de muerte y lesiones corporales que puedan sufrir las personas producto de un accidente en el que intervenga el vehículo asegurado durante su estadía en nuestro país, con indemnizaciones equivalentes a las que rigen para los vehículos nacionales de acuerdo a la Ley 18.490 (Ley de Seguro Obligatorio de Accidentes Personales causados por vehículos motorizados, SOAP)”.

Dichas indemnizaciones son: de UF 300 en caso de muerte, previa deducción de los gastos médicos; UF 300 en caso de incapacidad permanente total, monto del cual no se deducen los gastos médicos; hasta UF 200 en caso de incapacidad permanente parcial, según su grado; y hasta UF 300 por gastos médicos.

La normativa, que estuvo en consulta para comentarios del mercado entre el 2 y 10 de octubre, establece la forma en que se debe comercializar dicho seguro y las características del certificado que da cuenta de la contratación del seguro.