De esta forma, la advertencia es de la Superintendencia Financiera se centra en señalar que existen ciertos límites en la adquisición de pólizas en el exterior, pues no todos tendrán validez en Colombia. Así, no se podrán comprar afuera pólizas relacionadas con el sistema de seguridad social, como seguros previsionales de invalidez y muerte; rentas vitalicias o de riesgos profesionales.

Tampoco se podrán comprar los seguros obligatorios como el Soat, ni aquellos en los que el tomador deba demostrar que cuenta con un seguro obligatorio o que se encuentra al día con sus obligaciones de seguridad social, mucho menos en los que el asegurado o beneficiario sea una entidad estatal, informan los medios de país.

Frente a las compañías extranjeras que ofrezcan sus productos en Colombia, se explicó que es obligatoria su inscripción en el Raimat. La Superintendencia Financiera no ejercerá vigilancia sobre estas y si se presentan reclamos, se tendrán que presentar ante la propia aseguradora extranjera.

En este caso, esas compañías podrán ofrecer en el país “solo seguros asociados al transporte marítimo internacional, la aviación comercial internacional, y el lanzamiento y transporte espacial, que amparen los riesgos vinculados a las mercancías objeto de transporte, el vehículo que transporte las mercancías, y la responsabilidad civil que pueda derivarse de los mismos, así como seguros que amparen mercancías en tránsito internacional.