La Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá ha empezado a dar pasos para actualizar al sector sobre esta nuevas medidas que obligarán a todas las instituciones financieras — sea bancos, empresas aseguradoras, fiduciarias o casas de valores—, que tengan entre sus clientes a residentes o ciudadanos norteamericanos, a identificarlos con el objetivo de reportar esa información a las autoridades financieras correspondientes.

“Es una preocupación de la Superintendencia mantener informado al sector de estas medidas de las que no hay escapatoria, aunque estamos conscientes de que su cumplimento será efectivo mediante disposiciones que se acordarán entre los dos gobiernos”, explicó el superintendente, Luis Della Togna durante la celebración de un foro centrado en analizar el ámbito de aplicación del FATCA en el sector financiero, tal y como se hace eco el diario ‘La Estrella’.

En ese sentido, el especialista mexicano, Rodolfo Islas Straussburger de la firma de auditoría Ernst & Young, explicó que las instituciones financieras establecidas en un país que hayan firmado un acuerdo fiscal con Estados Unidos no está obligadas a firmar el acuerdo FATCA directamente con el Servicio de Rentas Internas (IRS) de ese país. Tampoco estarán en la obligación de reportar información directamente con el IRS. La alternativa sería reportar la información a la autoridad fiscal local, que en el caso panameño, sería la Dirección General de Ingresos del Ministerio de Economía y Finanzas.

“Las empresas serán cada vez más reticentes a comerciar con aquellas que no cumplan con la ley FATCA, porque sabrán que, si sus socios no la cumplen, entonces las operaciones con ellos podrían ser sujetas a una retención del 30%, si provienen de Estados Unidos o de una entidad bancaria norteamericana”, declara la responsable del Área de Impuestos de Deloitte, Islas Straussburger.

Por último, el gerente general de MAPFRE Panamá, Dino Mon, reconoció la importancia de que las autoridades reguladoras se preocupen en organizar actividades de actualización de un tema que tiene implicaciones para el sector financiero panameño. Además, agregó que estarán pendientes de los lineamientos de las autoridades para adaptarse a al FATCA.

COMPARTIR