A su parecer, con esta regulación el Agente Institorio va a estar más controlado y quedará bien diferenciado del productor de seguros ya que se determina “que se abra una matrícula de institorio, diferenciada así de las del productor de seguro, pero dando la certeza que todos seremos responsables ante las generales de la ley por ejercer esta actividad con el mismo tenor”.

“Un productor de seguros hasta ahora mantuvo una capacitación, es un profesional. Un institorio simplemente trabaja con mandato de la compañía, no hay asesoramiento, las atenciones no siempre son las adecuadas por esta falta de información. Hoy se va a reglamentar y esto va a dar pie a que la gente que no se sienta conforme, que no sienta bien asesorado, los puedan denunciar”, explicó Saporitti. Además, recordó que recientemente el superintendente “manifestó la preocupación que esto generaba para el sector, teniendo en cuenta que el seguro es algo delicado, y que se registraban muchas quejas de clientes que creían que tenían un seguro contra todo riesgo y resultaba que se venían pagando un seguro tercero completo, y cuando tenía siniestro no tenía cobertura”, como ocurrió con la inundación en La Plata, mencionó.

REGLAMENTACIÓN

Así, se creará el Registro de Agentes Institorios -RAI- que será de carácter público y estará a cargo de la Gerencia de Autorizaciones y Registros de la Nación. Para operar como Agente Institorio se requiere la previa autorización e inscripción en el registro creado por el artículo precedente. Solo podrán inscribirse en el RAI las personas jurídicas, cualquiera fuere la forma societaria adoptada, que acrediten como mínimo dos años de trayectoria en su actividad principal.

Además, según se hace eco ‘El Comercial’, el mandato que otorgue la aseguradora deberá ser otorgado por escritura pública y deberá inscribirse en el Registro Público de Comercio de la jurisdicción competente, debiendo contener un apartado en el cual se detallen las facultades otorgadas al Agente Institorio, las que no podrán ser delegadas o sustituidas. No obstante, en todos los casos, dicho documento deberá contener una cláusula por la que se faculta al Agente Institorio a celebrar contratos de seguros, pactar modificaciones o prórrogas y recibir notificaciones.

Durante su intervención, el Agente Institorio deberá garantizar el resguardo del derecho del tomador o asegurado para decidir sobre la contratación de seguros, estándole especialmente vedado condicionar el otorgamiento de un bien o servicio a la contratación de los seguros que este ofrezca. No se entenderá que existe condicionamiento cuando el seguro sea exigido para dar cobertura al interés asegurable del Agente Institorio en el marco de la financiación otorgada por la venta de un bien o servicio, debiendo en este caso ofrecerse a los usuarios por lo menos.