Tras varios meses de tira y afloja entre SUGESE e INS a cuenta de unas propuestas de actualización de costes del SOA que a juicio de la primera eran insuficiente para garantizar la rentabilidad técnica del sistema, finalmente la aseguradora solicitó el pasado día 18 un aumento de la prima promedio ponderada del 12,5% con respecto a las tarifas del 2018, y en su justificación se excluyeron las medidas cuyo respaldo técnico y vialidad estimada resultaron insuficientes en el trámite anterior.

Según explica el organismo regulador en un comunicado, en esta tercera solicitud, la aseguradora "justificó más explícitamente algunas medidas que generan un alto grado de credibilidad en cuanto a sus efectos, como lo es la aplicación del artículo 65 de la Ley de Tránsito. Dicho artículo estipula que los accidentes en trayecto atendidos inicialmente por el SOA deben ser asumidos completamente por el Régimen de Riesgos del Trabajo (RT), lo cual permite estimar una disminución en la siniestralidad asociada al SOA".

El resto de medidas generan, a juicio de la SUGESE, diferentes niveles de credibilidad en función de su viabilidad y argumentación técnica, por lo la Superintendencia ha decidido admitirlas al considerar acciones y factores adicionales para mitigar el riesgo de insuficiencia. “En una de esas medidas hubiera sido idóneo un mayor sustento, no obstante, la estamos admitiendo de forma excepcional, en virtud de su acotado impacto económico, la consideración de mitigadores y sobre todo la realidad apremiante por iniciar la comercialización del SOA, que lleva 23 días de retraso”, ha declarado el Superintendente General de Seguros, Tomás Soley Pérez.

De esta forma, el Instituto está completamente habilitado a partir de este momento para iniciar el cobro del Seguro Obligatorio Automotor, incluido en el pago de la póliza.