Para las aseguradoras, según la línea a la que se dediquen, implica triplicar el capital mínimo y se prevén exigencias adicionales para los nuevos operadores. Por ejemplo, para autos, ART y seguros de retiro pasa de 10 a 30 millones de pesos (672.993 dólares a 2 milones de dólares). Sin embargo, para las reaseguradoras significará un fuerte aporte de capital, ya que de un mínimo de 30 millones de pesos se eleva a 200 millones (13,4 millones de dólares) para junio de 2017 y a 300 millones (20,1 millones de dólares) para septiembre de ese año.

En el sector estima que, de las 24 reaseguradoras que hay en el país, cerca de 20 deberán hacer aportes de capital para continuar operando. Según indicaron algunas fuentes del sector, en realidad, para la mayoría de las aseguradoras -unas 200- no habrá cambios. El capital mínimo exigido es el fijado por la norma o el 16% de las primas emitidas, lo que fuera mayor. El impacto será para las más pequeñas, unas 35, para quienes el capital mínimo es más alto que ese 16% de las primas, detalla la fuente.

Consulte todos los requerimientos y actualizaciones de la Resolución aquí.