A.M. Best ve que las compañías de reaseguros continúan siendo disciplinadas tanto en la suscripción como del lado de las inversiones invertir. Además, el favorable desarrollo de las reservas frente a pérdidas ha amortiguado el deterioro en los márgenes de suscripción y la debilidad de los ingresos por inversiones.

“El nivel de capital de las reaseguradoras globales sigue siendo excelente, y las entidades tienen los medios para soportar pérdidas significativas de una combinación de eventos, incluyendo catástrofes naturales y por la acción del hombre y los riegos asociados a unos mercados financieros volátiles”, destaca la agencia.

EL ABUNDANTE CAPITAL PRESIONA EL MERCADO

Se advierte, no obstante, de la presión sobre precios y condiciones a consecuencia de la ecuación oferta/demanda y también de la gran cantidad de capital persiguiendo las mismas oportunidades. Además, la entrada de nuevos inversores, como hedge funds y fondos de pensiones, crea una presión adicional sobre la suscripción. “Estos desafíos se ven exacerbados por el aumento por parte de las compañías de seguros primarias de sus retenciones”, se apunta.

Para concluir, A.M. Best destaca que las reaseguradoras que tienen plataformas de negocios diversificadas, incluyendo alcance mundial y capacidades de distribución en seguros primarios y capacidad de gestionar el capital de terceros, son las mejor posicionadas para resistir estas presiones competitivas en el corto plazo. “El capital y la gestión del ciclo siguen siendo las claves para el éxito a largo plazo”, concluye.