Son conclusiones del informe ‘El mercado español de Seguros en 2011’[pdf], elaborado por el Instituto de Ciencias del Seguro de Fundación Mapfre. Este trabajo, presentado el viernes, analiza la situación del sector y sus principales magnitudes, así como las distintas variables que inciden en su evolución.

EJERCICIO "DIFÍCIL" EN VIDA

El estudio anticipa que 2012 va ser un “ejercicio difícil” para el seguro de Vida en España, especialmente por el complicado panorama que atraviesa el sector bancario. “Los acuerdos de bancaseguros, que supusieron en 2011 el 70% del volumen de primas, sufrirán una transformación en paralelo a la reordenación del sistema financiero, y se verán afectados por las exigencias que el sector deberá asumir para apuntalar su solvencia”, se apunta.

En positivo, “las Rentas Vitalicias seguirán gozando de buena aceptación al aprovechar los intereses a largo plazo de las subastas de deuda”. Del mismo modo, se espera que los asegurados continúen centrando sus preferencias en productos de interés garantizado, como los PIAS o los PPA, y, esporádicamente, en aquellos seguros que ofrezcan atractivas rentabilidades.

NO VIDA: MENOR DEMANDA, MÁS COMPETENCIA

“En No Vida, las perspectivas para 2012 también son muy complicadas”, anticipa Fundación Mapfre en su trabajo. El mercado seguirá condicionado por la débil situación económica, con un elevado nivel de desempleo, un alto grado de endeudamiento de los hogares y empresas, y “serias” dificultades de acceso a la financiación.

“Dentro de este contexto recesivo, agravado por políticas de ajuste destinadas a restablecer el equilibrio presupuestario en un corto espacio de tiempo, las aseguradoras tendrán que seguir haciendo frente a una menor demanda de aseguramiento provocada por una disminución en la renta de las familias y una menor actividad empresarial; a una fuerte competencia en precios en la mayoría de los ramos No Vida; y a una escasa rentabilidad financiera como consecuencia de los bajos tipos de interés.

BALANCE 2011: "ADECUADOS NIVELES DE SOLVENCIA Y DE MÁRGENES"

Según se desprende de este informe, las primas del mercado español de seguros registraron un incremento el pasado año del 4,1%, hasta alcanzar los 60.592 millones. Si se añade la producción de las Mutualidades de Previsión Social, 2.630 millones, el volumen total de primas del sector ascendió a 63.222 millones de euros, una cifra un 5,2% superior a la de 2010.

Además, y pese a las dificultades existentes, “el sector asegurador español continúa mostrando signos de fortaleza y presenta unos adecuados niveles de solvencia y de márgenes en sus cuentas de resultados”, se destaca. En este sentido, el resultado obtenido por el sector asegurador llegó a 4.381 millones, lo que supone un aumento del 3,7%. El crecimiento combinado de la cuenta técnica de Vida y de No Vida ha permitido esta mejora en las cuentas.

Por su lado, el margen de solvencia se mantuvo “sólido”, en niveles similares a los de 2010, y el cociente del patrimonio propio no comprometido sobre la cuantía mínima exigible alcanzó en 2011 un valor de 2,6 veces el mínimo legal exigido.

Este estudio, que Fundación Mapfre publicará también en inglés, está ya disponible en su página web [.pdf].