El grupo considera que es un resultado “sólido”, marcado por las reclamaciones por el ciclón ‘Debbie’ en Australia y la presión de un entorno de negocio “desafiante”.

Concretamente, el grupo tiene previsto un desembolso de unos 350 millones de dólares (320 millones de euros) en indemnizaciones por daños causados por esta ciclón, el más devastador en el país desde 2011. Este impacto hace que el negocio de Reaseguro de No Vida reduzca su beneficio neto un 45,3%, hasta 321 millones (294 millones de euros). El ratio combinado en esta división queda en el  95,6% (93,3% un año antes).

El coste por el ciclón ‘Debbie’ también se deja sentir en el negocio de soluciones corporativas, cuyo resultado neto fue de 55 millones (50,4 millones de euros), un 31,3 % menos, con un ratio combinado del 99,6% (90,4% en marzo de 2016).

En Reaseguros de Vida y Salud el beneficio neto fue de 193 millones (177 millones de euros), un 20,9% menos, mientras que la unidad Life Capital registró una reducción del beneficio hasta 73 millones (67 millones de euros) frente a los 321 millones (294 millones de euros) en los mismos tres meses de 2016.

SWISS RE logró unos ingresos por primas en el trimestre de 10.199 millones (9.340 millones de euros), un 10,5% menos, debido principalmente a la caída en algo más de un 20% en la facturación de No Vida. El grupo destaca, por otro lado, que mantiene una cartera de activos de alta calidad que le genera unos rendimientos sobre inversiones del 3,4%, y su capitalización es también "muy fuerte", con una ratio de solvencia del 262 %, con lo que considera está “bien posicionada para responder a oportunidades en el mercado”.

COMPARTIR