Este saldo negativo es resultado de unos ingresos no financieros de 76.802 millones de euros, frente a unos gastos de 81.902 millones de euros. No obstante, supone una mejora del 12% respecto al mismo periodo del año anterior y está influenciado por el abono de la paga extraordinaria de los pensionistas.

La recaudación neta por cotizaciones sociales se incrementó un 4,84% anual hasta julio, “la más alta desde 2008”, se destaca, frente al crecimiento del 3,11% acumulado hasta junio de 2016.

COMPARTIR