Con esta disposición, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, conocido popularmente como la hucha de las pensiones, alcanza a 1 de julio un importe de 25.176 millones de euros (precio de adquisición), que supone un 2,33% del PIB.

Si se mantiene el uso que se está dando a este fondo (creado en 2006 y que llegó a alcanzar su techo en 2011 con 66.815 millones de euros), los expertos consideran que no quedará nada de esta "hucha" a finales de 2017.