Así se ha referido la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, a la actual situación del sistema público de pensiones, durante su comparecencia el pasado viernes en la Comisión del Pacto de Toledo de la Cámara Baja, donde ha destacado que la Seguridad Social y las reformas incorporadas han contribuido a la credibilidad de nuestro país en la escena internacional.

La ministra ha avanzado que los datos disponibles arrojan un déficit de la Seguridad Social del 1,7% del PIB en 2016, lo que equivale a unos 18.000 millones de euros, la mayor cifra de su historia. También ha destacado que la recaudación efectiva de caja del sistema de cotizaciones sociales registró un aumento anual del 3,15% hasta noviembre del año pasado, lo que supone casi el doble que un año antes, cuando creció un 1,161%, y ha ratificado que el Gobierno mantendrá el límite legal que prohíbe extraer el Fondo de Reserva una cantidad superior al 3% al año del gasto total de las pensiones, con lo que se tendrá que emitir deuda para garantizar el pago de las pensiones y la llamada 'hucha' de las pensiones seguirá contando con unos 11.600 millones.

Además, ha defendido el índice de revalorización de las pensiones del 0,25% anual porque es "certero, predecible y fiable" y ha afirmado que a largo plazo garantiza el poder adquisitivo de los jubilados. En este sentido, ha remarcado que desde que se aplica "las pensiones han ganado 1,65 puntos de poder adquisitivo, lo que supone 1.905 millones de euros: 499 de ganancia en 2014, 878 en 2015 y 528 en 2016".

Aumento del 3,67% de las cotizaciones de los ocupados

La titular de Empleo ha hecho hincapié en un dato de 2016, ejercicio en el que se ha dado la mayor subida de la afiliación a la Seguridad Social de la década, con 540.000 trabajadores. También ha destacado el avance positivo de los ingresos de la Seguridad Social en 2016 debido en especial al impacto de la creación de empleo, la recuperación de las bases medias de cotización, la buena marcha de la recaudación de las cotizaciones sociales de los trabajadores ocupados y al buen funcionamiento del Fondo de Reserva. Con los datos disponibles hasta noviembre, a la espera de los cierres definitivos de ejecución presupuestaria del ejercicio 2016 que se conocerán en marzo, se muestra un aumento del 3,67% de las cotizaciones de ocupados.

Ha recordado que España ha iniciado la recuperación con uno de los sistema de pensiones más amplios de Europa y que dicha amplitud se traslada al retorno que percibe el ciudadano a sus aportaciones. Sin embargo, ha sido tajante al señalar que el Pacto de Toledo "ha de trabajar en todas las direcciones necesarias para llegar a un acuerdo sobre financiación de la Seguridad Social lo antes posible".

Finalmente, la ministra ha valorado también la decisión tomada por el Gobierno de incrementar en tres puntos la base de cotización, una medida que reportará a la Seguridad Social unos ingresos anuales estimados de 300 millones de euros.