La importancia de México para los inversores españoles es indiscutible y muestra de ello son las 5.800 empresas españolas que tienen actualmente presencia en el país mexicano. Su derecho jurídico se encuentra muy avanzado en ciertos mecanismos financieros, lo que facilita y garantiza la inversión extranjera en el país. Juan Carlos Machorro señala, además, que “el marco regulatorio mexicano está listo para continuar recibiendo inversiones españolas”.
En este sentido, Santi Pagés ha destacado que “la inversión española representa para México la segunda fuente más importante de inversiones extranjeras, sólo detrás de Estados Unidos” y señala que “es muy importante que los inversores españoles estén bien asesorados, el trabajo conjunto con los despachos locales es esencial, ellos son los que te pueden dar una visión real y no solo jurídica del mercado al que queramos incorporarnos”.

Un mercado lleno de oportunidades

Por su parte, Pablo Rodríguez-Abelenda, socio especialista en financiaciones y codirector del Latam Desk de Roca Junyent, moderó el coloquio en torno a las oportunidades de negocio para invertir en el país, señala que “México es un mercado lleno de oportunidades para empresas españolas”, y afirma que “existen además múltiples vías de financiación de proyectos y empresas en el país, lo que facilita aún más la implementación y expansión internacional de nuestras empresas a ese mercado”. Como aspectos que se tendrían que tener en cuenta a la hora de invertir en México, los ponentes han señalado la necesidad de conocer el mercado, tanto desde un punto legal como desde un punto de vista económico y establecer alianzas estratégicas para ello.

Asimismo, señaló que cabría destacar que la oportunidad de inversión no se limita únicamente a las grandes compañías españolas, cada vez es más grande la posibilidad que las pymes puedan invertir en el país.

La perspectiva económica de México es muy favorable y en este sentido, los tratados y acuerdos de libre comercio permitirían una mayor apertura del país, ya no solo a España, sino también a Europa, concluye el experto.

COMPARTIR