El titular de la Superintendencia, Daniel Schydlowsky, ha comunicado la nueva fecha una vez que se solicitara la ampliación del plazo por parte de afiliados, instituciones y autoridades gubernamentales. Ha explicado que la decisión responde “a los problemas que han venido afrontando los afiliados al momento de querer concretar su elección de comisión”.

La realidad es que las colas a las puertas de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) eran incalculables y los sistemas para hacer la comunicación de manera online se habían colapsado. La demanda para comunicar la comisión elegida era de hasta 30.000 solicitudes diarias.

A pesar del cambio de fecha, al pasarla del 31 de marzo al 31 de mayo, el Superintendente ha pedido a las AFP que “no cesen en sus esfuerzos para brindar un buen servicio a los afiliados”; asimismo, pidió a los afiliados a “evaluar con cuidado la elección de la comisión que pagarán a sus administradoras”. El diario El Comercio ha elaborado un informe donde se puede apreciar las diferencias entre la comisión por flujo, la actual, y la nueva comisión por saldo.

SE AMPLIA LA POSIBILIDAD DE CAMBIO

Otro de los plazos que también se han prolongado es la posibilidad de pasarse de la comisión por flujo a saldo, una vez que se haya hecho la primera comunicación antes de abril. Así, ésta se ha colocado para el 30 de noviembre y servirá para quiénes en este momento tengan dudas sobre si le es más beneficiosa la actual o la nueva comisión.

Schydlowsky ha manifestado que la reforma del sistema de las AFP no se puede calificar de fracaso, más allá de que la mayoría de la población permanece en el esquema que ya había, el de flujo. Dijo que la comisión por saldo beneficiará a la mayoría de los afiliados porque les aportará más rentabilidad.

Junto a esto, se mostró esperanzado de que a partir de junio con la entrada de la AFP chilena HÁBITAT en el mercado un gran número de afiliados trasvasen a la comisión por saldo: “la reforma no está plenamente andando, la nueva AFP opera a fines de junio y vamos a tener una situación diferente. La gente quiere ver para creer”, añadió.