Los ingresos por primas contribuyeron a incrementar el ahorro gestionado con 11.769 millones, a los que hay que sumar otros 2.529 millones en intereses y revalorizaciones. Por el contrario, restan a la cifra final de la reserva matemática 6.262 millones en rescates de los clientes y 5.833 millones abonados por las compañías en concepto de prestaciones.

En el análisis por modalidades, la asociación observa que los seguros de capital diferido continúan experimentando variación negativa, “si bien en este período es muy leve”. Los seguros vinculados a activos también han reducido la reserva matemática. Por su parte, las rentas siguen aumentando de forma significativa, al igual que crece “de forma importante en PPA y PIAS como viene ocurriendo los últimos trimestres”.