La firma del grupo CESCE considera que la potenciación de la venta de productos no vinculados a operaciones de crédito, principalmente seguros de Vida Ahorro y de No Vida (en este último caso principalmente de Multirriesgo y Salud) “es otra tendencia que continuará marcando la actividad de los bancos en el mercado de seguros”.

RETROCESO EN 2012

El estudio confirma que la red bancaria redujo moderadamente su peso específico en el negocio asegurador en 2012, “debido al deterioro de la demanda de seguros de Vida y al impacto del proceso de reestructuración del sistema financiero”.

A través de bancaseguros se canalizó el 38,8% de las primas, siendo el seguro de Vida “la base de la actividad del sector bancario en el mercado de seguros”: el año pasado, subraya, las entidades bancarias canalizaron 18.925 millones de euros de facturación por primas en este ramo, lo que supuso el 72% del volumen total de negocio.

Por último, aunque No Vida sigue siendo minoritario, las entidades tratan de fortalecer su crecimiento en este mercado, distribuyendo ya el 10,7% de estos seguros.