“Especialmente en tiempos de gran incertidumbre, tenemos que enfocarnos más que nunca hacia unas sólidas ganancias de nuestros negocios principales y no confiar en los resultados de las inversiones”, apuntó.

Sin embargo, la crisis financiera no es el único desafío que enfrentan las aseguradoras y reaseguradoras. El costo de las reclamaciones por lesiones corporales para negocios a largo plazo está aumentando. “El enorme aumento en los costes de atención a largo plazo, en particular, es el que conduce a la inflación en las reclamaciones por lesiones corporales. En el pasado, esto ha sido subestimado. La industria necesita prestar más atención a las reservas de futuro en este terreno”, manifestó Arnoldussen en su ponencia.

RENOVACIONES

MUNICH RE espera que los precios, términos y condiciones se mantengan en gran medida durante la renovación de los contratos de reaseguro de 1 de enero de 2013. En RC, el grupo ve una tendencia a un ligero aumento en los precios, en particular en negocios de ‘cola larga’, donde los bajos tipos de interés están presionando sobre la rentabilidad futura.

"Vamos a abordar en nuestras negociaciones las cuestiones de los tipos de interés y de la inflación en las indemnizaciones por daño corporal. Sigue siendo nuestro principio rector para asegurar que los términos y las condiciones son proporcionales al riesgo", enfatizó Arnoldussen.

COMPARTIR