Y más lejos aún de alcanzar la referencia del 11% en torno a la que se sitúa en 2017 la rentabilidad media de las entidades individuales de seguros que operan en España, según devela un informe de Afi que ha analizado, comparativamente, las magnitudes más significativas de ambos sectores.

Tanto en seguros como banca, el ROE ha mostrado un perfil decreciente en los últimos años que, en el caso de la banca, ha sido muy volátil. “No obstante, siempre ha sido sustancialmente superior en el negocio de seguros, que además ha mantenido durante todo el periodo (con la excepción puntual de 2015) la referencia de los dos dígitos”, apuntan desde Afi.

AFI datos

Se estrechan las diferencias entre banca y seguros

En términos de peso en el sector financiero, se mantiene una primacía de la banca que, sin embargo, continúa estrechándose, si bien ahora de forma más moderada.

Así, en cuanto a tamaño del balance agregado, se ha pasado de una ratio de trece veces a una de ocho; en términos de fondos propios, lo ha hecho de siete a cinco; en términos de resultado neto, la ratio relativa se ha contraído desde unas cinco veces al inicio del periodo a menos de tres el pasado ejercicio (siempre que depuremos las pérdidas del Banco Popular en el sector bancario); y finalmente, en términos de empleo directo, la ratio relativa lo ha hecho desde unas cinco veces y media a poco más de cuatro.