El representante de la asociación ha detallado que el no pago parte del Seguro, en caso de que la persona conduzca ebria, ya está contemplado en algunas pólizas, pero esa relación está limitada exclusivamente entre la compañía aseguradora y el cliente. “No es que las compañías no quieran pagar. Son exclusiones a las pólizas que siempre han existido”, ha declarado Braccio, en declaraciones recogidas por ‘La Prensa’.

Ha explicado, por otro lado, que lo que se ha discutido y definido son los montos de cada multa y los rangos de presencia de licor en la sangre. “De 0 a 0.4 gramos de alcohol por cada litro de sangre es aliento alcohólico, de 0.5 a 1 gramo es embriaguez ligera, de 1 a 2 gramos es embriaguez y arriba de 2 gramos es embriaguez extrema”, dijo.

Sin embargo, diputados oficialistas y de oposición se mostraron abiertos a efectuar modificaciones a través de cambios en el dictamen de la ley de Tránsito, que fue dictaminada el 4 de diciembre de 2013.