Así, tal y como informábamos el miércoles, se ha fijado que los mayores de 65 años que vendan cualquier tipo de activo, no solo inmuebles, sino también acciones u objetos de valor, para dedicarlo a una renta vitalicia no tributarán por la plusvalía generada en estas operaciones. Eso sí, 'Cinco Días' avanza hoy que Hacienda ha decidido finalmente fijar un límite de 240.000 euros a esta exención.

En esta línea, el proyecto de ley también incorporará otra mejora respecto al anteproyecto, relativa a la fiscalidad de los productos de ahorro sistemático, al rebajar de 10 a 5 años el periodo mínimo de tiempo de la inversión para beneficiarse de una mejor fiscalidad.

Algunos de los cambios más importantes que traerá consigo esta reforma fiscal son la creación de un nuevo instrumento para potenciar el ahorro a medio y largo plazo –los llamados ‘Planes Ahorro 5’- o la rebaja a 8.000 euros del límite máximo para la desgravación por planes de pensiones.

Además, la reforma del IRPF incluye una rebaja de la tributación del ahorro, lo que se hace introduciendo progresividad en el tramo superior. La nueva tarifa consta de tres tramos: el primero, hasta 6.000 euros, bajará su tributación del 21% al 20% en 2015, y al 19% en 2016; desde 6.000 hasta 50.000 euros, el tipo bajará hasta el 22% en 2015 y al 21% en 2016; a partir de 50.000 euros, el tipo de gravamen se situará en el 24% en 2015, y en el 23%, en 2016.