Así lo ha destacado durante un debate sobre el sistema de pensiones celebrado en la sede de Esade y recogido por la agencia Efe, Conde-Ruiz se ha decantado por un pacto nacional de pensiones, que, según ha dicho, será la única fórmula para que la reforma perdure en el tiempo y no rompa el contrato intergeneracional. Para el profesor de la Universidad Complutense, el actual modelo "contributivo, de prestación definida y de reparto", no se adapta a la actual situación, donde los mayores problemas vienen originados por un aumento de la longevidad.

También ha recordado que cuando se estableció la edad de jubilación en los 65 años, apenas el 30% de la población la superaba. Hoy esta proporción se da cuando se alcanzan los 89 años. Además, ha comentado que, en el año 2050, según datos del FMI, en España habrá dos millones de jóvenes menos y ocho millones de jubilados más, y se habrá pasado de tres trabajadores por pensionista a uno.

Una reforma que se aproxime más al sistema asistencial que al contributivo

Por su parte, el profesor del ESADE Manuel Alfaro, que también ha participado en el debate, ha destacado que el futuro de las pensiones pasa por una reforma que se aproxime más al sistema asistencial que al contributivo y ha anticipado que, en su opinión, "no habrá más remedio que completar el sistema con pensiones privadas".

"En nuestro país -ha remarcado- no hay cultura del ahorro, necesitamos un cambio de mentalidad pero no por la vía del miedo a quedarnos sin pensión, sino de una forma constructiva y social". Además, Alfaro ha mostrado su preocupación por el encaje social de las personas mayores del siglo XXI, "que han pasado de venerados a invisibles".