A grandes rasgos, se contempla un incremento en el periodo de cotización exigible para cobrar una pensión de un trimestre cada tres años a partir de 2020, lo que elevaría el plazo necesario a 43 años en 2035, según la emisora 'Europe 1'.

Por otro lado, la propuesta dada a conocer por el primer ministro galo contempla un alza de 0,15 puntos en las cotizaciones por parte de empresas y trabajadores a partir de 2014, a la que se sumarán subidas de 0,05 puntos en los tres años siguientes, hasta completar un alza de 0,3 puntos porcentuales.

Lo que sí queda totalmente descartado dentro de esta reforma es elevar la edad legal de jubilación más allá de los 62 años.

Más información y acceso al discurso del primer ministro.