Bajo su criterio, lo primero que deben tener en cuenta los mediadores de seguros es que el mercado se está transformando, pasando de una fase en la que ha reinado el producto a otra en la que el empresario se debe centrar en el asesoramiento. Asimismo, indicó que la crisis financiera ha hecho reflexionar a las instituciones sobre la necesidad de un fortalecimiento de las estructuras regulatorias. Otro cambio importante que tendrá repercusión en el sector es la reestructuración bancaria.

Los mediadores también deben estudiar la presencia en el mercado de nuevas figuras como comparadores y web de entidades o de otros mediadores, la presencia de redes de auxiliares externos y asesores en el mercado, y el uso cada vez con mayor incidencia de las redes sociales, y aplicaciones para tabletas y smartphones, situación que dibuja un determinado perfil de cliente y su deslocalización.

PLAN DE GERENCIA DE RIESGOS

Comentó que los mediadores deben iniciar la puesta en marcha el Plan de Gerencia de Riesgos para sus propias empresas, identificando correctamente los riesgos, analizándolos y emprendiendo acciones para su tratamiento. Se debe diseñar una estrategia de gestión, y las políticas y procedimientos deberán detallarse por escrito, contemplando procedimientos de control e informe de las políticas implantadas. Además, Gómez-Ferrer hizo un llamamiento a los mediadores respecto al autoanálisis de su negocio: para ello deberán tener un control exhaustivo de su cliente, tener diseñado un plan de estrategias y de contingencias, poner en marcha su política de cumplimiento normativo y de “buen gobierno” en la empresa. En la actualidad, recordó, una gran parte de las empresas de Mediación son familiares, lo que no les exime de estructurarse adecuadamente.

Adelantó, asimismo, que los principios generales de información a los clientes que dibuja la futura IMD II se basan en una información comprensible y en formato normalizado. Se exige que la actuación de los mediadores sea honesta, ecuánime y profesional, y que toda su promoción comercial se base en la veracidad y la claridad. El asesoramiento debe estar basado en la independencia del mediador, que demostrará un gran conocimiento del producto y una evaluación continua de su idoneidad para el cliente.

LA DGSFP ESTÁ PARA DAR SOLUCIONES

En respuesta a las preguntas planteadas por los asistentes a la jornada, Gómez-Ferrer anunció que en la próxima reunión de la Junta Consultiva se tratarán temas que afectan a los mediadores de seguros, con especial tratamiento del análisis objetivo, del registro de auxiliares asesores y la regulación de los comparadores. Consideró que se debe revisar en profundidad la Documentación Estadístico-Contable (DEC), y que, tal y como han afirmado diferentes miembros del órgano de control, habrá flexibilidad en el seguimiento de la presentación de la DEC Semestral. A este respecto reconoció que se deberían mantener reuniones periódicas con las Comunidades Autónomas para fijar criterios similares de solicitud de información, que afecten por igual a todos los mediadores.

Por último, indicó a los asistentes que el actual equipo del órgano de control “está para ayudar” a todos los operadores que configuran el sector. “Queremos que cuando una persona se dirija a la DGSFP salga con una solución”, concluyó.

Como inicio del acto, José Antonio Pérez Crujeiras, vocal del Patronato de Fundación Inade, quiso reconocer el trabajo de Fundación Mapfre en favor de la divulgación de la cultura, motivo por el cual la directora general del Instituto de Ciencias del Seguro de dicha Fundación, Mercedes Sanz, fue invitada a participar en la tribuna para la presentación del invitado.