Siguiendo la línea de campañas anteriores, la publicidad de nuevo se basa en el “humor inteligente”, que pone a prueba la paciencia de los clientes cuando quien atiende al teléfono no es un profesional y destaca la profesionalidad y atención personalizada de los mediadores de la entidad. Desde la compañía se ha preguntado a los clientes y se ha evidenciado el sentir general en torno a la preocupación por la pérdida de profesionalidad en la atención telefónica en distintos servicios.

La agencia Remo es, de nuevo, la responsable de la publicidad. “Los premios logrados por la anterior campaña, y la opinión de los clientes a los que hemos preguntado, demuestran que el tono funciona. Por eso seguimos apostando por esta línea, pero haciendo hincapié en la profesionalidad que demanda el cliente. A través del humor buscamos crear empatía con el cliente y también de una forma de asegurarnos de que el mensaje llega al público”, añade Castuera.

La estrategia de medios de la campaña se fundamenta en tres pilares: presencia permanente en los medios para incrementar la notoriedad de la marca; selección de espacios premium para dar visibilidad; y selección de programas y espacios de audiencia y afines al ‘target’. En la primera fase se ha lanzado la campaña de televisión (con dos anuncios: Cigüeñal -que se puede ver más abajo- y Sanitario) y en breve se lanzarán las cuñas de radio.